首页 > 使馆新闻发布
张润大使在多米尼加主流媒体发表署名文章《台湾问题是中国内政》
2019/01/17

  1月16日,多米尼加最大报《里斯汀报》在显要位置刊登张润大使署名文章《台湾问题是中国内政》。文章指出,台湾之于中国,就像萨奥纳岛之于多米尼加。台湾问题是中国的内政,中国与有关国家关系正常化与地缘政治无关。全文如下:

  

  台湾问题是中国内政  

  张润,中国驻多米尼加大使,2019年1月16日  

  2017至2018年,巴拿马、多米尼加、萨尔瓦多等国先后主动做出政治决断,断绝与台湾的“外交关系”,在一个中国原则基础上与中国建交。建交过程正大光明,没有任何经济前提条件。这充分证明,坚持一个中国原则是符合国际大义、顺应时代潮流的正确选择,是人心所向,大势所趋。  

  来到多米尼加后,我深深感受到多社会各界对中多建交的衷心拥护和欢欣鼓舞。当然,这并不意味着大家对台湾问题有充分和明确的了解。作为首任中国驻多米尼加大使,我有责任并愿意向大家解释这一问题。  

  简单地说,台湾之于中国,就像萨奥纳岛之于多米尼加。台湾问题是中国的内政。  

  一、台湾是中国领土不可分割的一部分  

  台湾地处中国大陆的东南缘,最近处相距仅10公里,同大陆是不可分割的整体。台湾古称“流求”,1700多年前的史书已记载中国人民早期开发台湾的情景。12世纪中叶——哥伦布抵达伊斯帕尼奥拉岛之前三百多年——中国就在台湾设置行政机构并派兵驻守。1885年,清朝正式在台湾建立行省。1895年,清朝在与日本的战争中失利,被迫签订不平等条约,割让台湾及其附属岛屿。1945年,中国人民同世界各国人民一道,取得了中国人民抗日战争暨世界反法西斯战争的伟大胜利,台湾随之光复,重回祖国怀抱。但其后不久,由于中国内战延续和外部势力干涉,海峡两岸陷入长期政治对立的特殊状态,迄今分隔长达70年。由于台湾问题的存在,中国成为联合国安理会常任理事国中,唯一一个没有完全统一的国家。  

  二、和平统一是两岸中国人的共同愿望  

  大陆与台湾历史文化同根同源,两岸同胞身上流淌着相同的血液,使用同样的语言,有着共同的风俗习惯,同是炎黄子孙,同属中华民族。尽管两岸存在政治分歧,但双方在一个中国原则基础上达成了“海峡两岸同属一个中国,共同努力谋求国家统一”的“九二共识”,确立了“和平统一、一国两制”的基本方针。  

  中国政府始终把实现祖国完全统一作为矢志不渝的历史任务,推动台海形势从紧张对峙走向缓和改善,促进两岸关系不断取得突破性进展。2017年,双方人员往来878万人次,两岸贸易额为1994亿美元,大陆是台湾最大的出口目的地,其中台湾对大陆顺差为1000亿美元。  

  尽管海峡两岸尚未完全统一,但中国主权和领土从未分割,大陆和台湾同属一个中国的事实从未改变。坚持一个中国原则,两岸关系就能改善和发展,台湾同胞就能受益。背离一个中国原则,就会导致两岸关系紧张动荡,损害台湾同胞切身利益。  

  三、“台独”已进入死胡同  

  2016年民进党上台以来,台湾当局采取“去中国化”政策,纵容形形色色的“台独”分裂活动,阻挠限制两岸民众之间的交流合作,不断抛出充斥“两国论”的分裂谬论和针对大陆的对抗言行,升高两岸敌意,导致两岸关系形势复杂严峻,严重损害了台湾同胞的利益。  

  2018年11月,台湾地区举行地方选举,民进党惨败,台当局领导人蔡英文宣布辞去民进党主席职务。这一结果反映了广大台湾民众希望继续分享两岸关系和平发展“红利”,希望改善经济民生强烈愿望。  

  台湾的前途应该由包括台湾同胞在内的13亿多中国人民共同决定。中国人不打中国人。我们愿意以最大诚意、尽最大努力争取和平统一的前景,探索“一国两制”台湾方案,照顾台湾现实情况,维护台湾同胞利益福祉。同时,我们绝对不允许“台独”分裂势力以任何形式、任何名义把台湾从中国分裂出去。  

  四、一个中国原则是国际社会普遍共识  

  坚持一个中国原则是公认的国际关系准则,是国际社会普遍共识。国际社会广泛理解和支持中国人民反对“台独”分裂活动、争取完成国家统一的正义事业。1971年10月25日,联合国第26届大会以压倒性多数通过2758号决议,恢复中华人民共和国在联合国的一切合法席位,并立即把台湾当局从联合国的一切机构中驱逐出去。1978年12月,中美发表建交公报,美国“承认中华人民共和国政府是中国的唯一合法政府”;“承认中国的立场,即只有一个中国,台湾是中国的一部分”。  

  台湾问题事关中国核心利益和中国人民民族感情,不容任何外来干涉。在国际事务中,中国政府一贯坚持和平共处五项原则,积极发展同世界各国的友好关系,从不干涉别国内政。同样,中国政府也要求各国政府,不做损害中国利益、干涉中国内政的事情,特别是正确处理与台湾的关系问题。与中国建交的国家,应遵循“三不”原则,即不得与台湾地区进行任何形式的官方性质交往,不得与台湾当局签署具有主权性质的协议,不得支持台湾参加只有主权国家才能参加的地区和国际组织。  

  五、中国与有关国家关系正常化与地缘政治无关  

  历史的车轮正在加速向前,历史性错误必将一个接着一个地被纠正。某些势力惊慌失措,使用各种阴谋阳谋加以阻挡。他们描绘地缘竞争的危险,他们释放各种谣言,他们制造恐慌情绪……这是典型的“冷战”行径,是在犯更多的历史性错误,是徒劳的,是作茧自缚。  

  中国的发展和国际地位是靠中国人民的汗水和善意争取来的。中国就台湾问题争取国际社会的支持无关所谓地缘政治。中国也将一如既往地同世界各国在平等互敬、合作共赢的基础上发展关系,建设人类命运共同体。  

  我们相信,在维护自己国家主权与领土完整的正义事业中,一定能够得到包括多米尼加在内的世界各国政府和人民的理解和支持。

 

                       La cuestión de Taiwán es asunto interno de China       

  De 2017 a 2018, Panamá, República Dominicana, El Salvador y  países de otros continentes tomaron las decisiones políticas de romper “relaciones diplomáticas” con Taiwán y establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China, sobre la base del principio de una sola China. El proceso de normalizar dichas relaciones es justo y transparente, y no hay ningún requisito  económico previo. Esto demuestra plenamente que adherirse al principio de una sola China es la elección correcta en línea con la justicia internacional, la tendencia de los tiempos y la voluntad del pueblo.  

  Después de mi llegada a este país, percibí profundamente el apoyo y el júbilo universal de toda la sociedad local por el establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y República Dominicana, aunque esto no quiere decir que exista un claro y pleno conocimiento sobre la cuestión de Taiwán. Como el primer Embajador chino en el país, es mi deber y placer dar las explicaciones.  

  En resumidas palabras, Taiwán para China es como si fuera la Isla Saona para la Reública Dominicana. La cuestión de Taiwán es un asunto interno de China.  

  1. Parte inalienable del territorio chino    

  Taiwán se encuentra al extremo sureste del continente chino. El lugar más cercano está a sólo 10 kilómetros del continente, y con el que forma un conjunto inseparable. A mediados del siglo XII, más de trescientos años antes de la llegada de Cristóbal Colón a la Isla Española, China estableció una agencia administrativa en Taiwán y envió tropas para la defensa. En 1885, la Dinastía Qing otorgó oficialmente rango provincial a Taiwán. En 1895, el Gobierno Qing perdió en la guerra contra Japón, y se vio obligado a firmar un tratado desigual y cedió Taiwán y sus islas afiliadas. En 1945, el pueblo chino ganó la gran victoria de la guerra de resistencia contra Japón y la guerra mundial antifascista, y recuperó a Taiwán como una parte de la patria. Sin embargo, poco después, debido a la continuación de la guerra civil de China y la interferencia de fuerzas externas, los dos lados del estrecho de Taiwán han caído en un estado especial de oposición política duradera, encontrándose distanciados durante 70 años. Debido a la existencia de la cuestión de Taiwán, China es el único de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU que no ha sido completamente unificado.  

  2. Anhelo común del pueblo chino  

  Tanto la parte continental como la parte de Taiwán, comparten la historia y la cultura de las mismas raíces, usan el mismo idioma y comparten costumbres comunes. Son descendientes de los mismos antepasados y pertenecen a la nación china. La misma sangre fluye a través de las venas de los compatriotas en ambos lados del estrecho. A pesar de las diferencias políticas, sobre la base del principio de una sola China, los dos lados alcanzaron el “Consenso de 1992” de que “ambos lados del estrecho pertenecen a la misma China y trabajarán juntos para buscar la reunificación nacional” y establecieron el principio básico de “reunificación pacífica y un país, dos sistemas”.  

  La reunificación completa de la patria constituye una tarea histórica inquebrantable para el Gobierno chino, quien promovió la distensión de la situación en el estrecho de Taiwán, lo que trajo avances históricos en las relaciones de ambos lados. En 2017, hubo un intercambio de 8,78 millones de personas entre las dos partes, y un volumen de comercio de USD$199.4 mil millones. El continente chino es el principal destino de las exportaciones de Taiwán, con un superávit comercial de $100 mil millones a favor de Taiwán. Aunque los dos lados del Estrecho aún no se han unificado completamente, la soberanía y el territorio de China nunca se han dividido, y nunca ha cambiado el hecho de que la parte continental y Taiwán pertenecen a una China. Al adherirse al principio de una sola China, las relaciones a través del Estrecho se pueden mejorar y desarrollar en beneficio de los compatriotas de Taiwán. La desviación del principio de una sola China conducirá a la tensión y agitación en las relaciones y dañará los intereses vitales de los compatriotas de la isla.  

  3. Un callejón sin salida  

  Desde que el Partido Democrático Progresista (DPP) asumió el poder en 2016, las autoridades de Taiwán han venido adoptando una política de “des-chinización”, instigando diversas actividades separatistas y poniendo restricciones a los intercambios y la cooperación entre ambos lados del estrecho. Lanzan constantemente la “teoría de los dos estados” y discursos y actos confrontadores contra el continente, elevando la hostilidad, complicando la situación del estrecho y dañando seriamente los intereses de los compatriotas de Taiwán.  

  En noviembre de 2018, se celebraron elecciones locales en Taiwán y DPP sufrió una pésima derrota. Tsai Ing-wen, líder de las autoridades de Taiwán, anunció su renuncia como presidente del DPP. Este resultado refleja el deseo de las amplias masas del pueblo taiwanés de continuar compartiendo los “dividendos” generados por el desarrollo pacífico de las relaciones a través del estrecho y las fuertes aspiraciones de mejorar la economía y la calidad de vida de la gente. El futuro de Taiwán debe ser decidido por los más de 1.300 millones de chinos, incluidos los compatriotas taiwaneses. Los chinos no debemos pelear entre nosotros mismos. Estamos dispuestos a utilizar la mayor sinceridad y hacer todo lo posible para lograr una reunificación pacífica, explorar la aplicación de “un país, dos sistemas” tomando en cuenta la realidad de Taiwán y salvaguardar los intereses y bienestar de los compatriotas isleños. Al mismo tiempo, no permitiremos absolutamente que las fuerzas separatistas separen a Taiwán de China en cualquier forma y bajo cualquier nombre.  

  4. Un consenso general internacional  

  Mantener el principio de una sola China es una norma reconocida para las relaciones internacionales y es un consenso general de la comunidad internacional, que ha comprendido y apoyado ampliamente la causa legítima del pueblo chino de oponerse a las actividades separatistas de Taiwán y esforzarse por completar la reunificación nacional. El 25 de octubre de 1971, el 26∞ período de sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la resolución 2758 con abrumadora mayoría, restaurando todos los asientos legítimos de la República Popular China ante la ONU, e inmediatamente expulsó a las autoridades de Taiwán de todas las agencias de la ONU. En diciembre de 1978, China y los Estados Unidos emitieron el comunicado sobre el establecimiento de relaciones diplomáticas, en donde este país “reconoce que el gobierno de la República Popular de China es el único gobierno legítimo de China” y “reconoce la posición de China de que hay una sola China, y Taiwán es parte de China”.  

  La cuestión de Taiwán tiene que ver estrechamente con los intereses núcleos de China y los sentimientos nacionales del pueblo chino. No permitimos ninguna interferencia externa. En asuntos internacionales, el gobierno chino se ha adherido coherentemente a los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica, ha desarrollado activamente relaciones amistosas con países de todo el mundo y nunca ha interferido en los asuntos internos de otros países. De manera similar, el gobierno chino también exige que los demás gobiernos no hagan cosas que dañen los intereses de China y no interfieran en los asuntos internos nuestros. En ese sentido, especialmente hay que manejar adecuadamente las relaciones con Taiwán. Los países que han establecido relaciones diplomáticas con China deben seguir el principio de “tres No”, es decir, no sostener contactos oficiales con Taiwán, no firmar acuerdos de naturaleza soberana con las autoridades de Taiwán, y no apoyar la participación de Taiwán en organismos regionales e internacionales donde solo los estados soberanos pueden ser miembros.  

  5. Nada que ver con la geopolítica  

  Las ruedas de la historia se están acelerando y los errores históricos han de corregirse uno tras otro. Algunas fuerzas entraron en pánico y usaron varios esquemas de conspiración para bloquearlo. Pintan el peligro de la geocompetencia, lanzan todo tipo de rumores, crean pánico ... Típicas prácticas de Guerra Fría, que significan cometer más errores históricos, y al final resultarán en vano y autoconfinamiento.  

  El desarrollo y el estatus internacional de China se basan en el sudor y la buena voluntad del pueblo chino. Nuestra búsqueda de apoyo sobre el tema de Taiwán no tiene nada que ver con la llamada geopolítica. China, como siempre, desarrollará relaciones con todos los países del mundo sobre la base de la igualdad, el respeto mutuo, la cooperación ganar-ganar, y juntos construiremos una comunidad de futuro humano.  

  Estamos convencidos de que en la justa causa de salvaguardar la soberanía y la integridad territorial de nuestro país, contaremos con la comprensión y el apoyo de los gobiernos y pueblos del mundo, entre ellos los dominicanos.    

  (El autor es Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la R.P. China en República Dominicana

     

     

  

推荐给朋友:   
全文打印       打印文字稿